Havan es una de las más grandes cadenas de tiendas departamentales de Brasil y monitorear todas las tiendas es un desafío gigante. Presente en 16 estados brasileños y con más de 1,5 millón de metros cuadrados construidos, la empresa contaba con tecnología analógica como una única alternativa para el monitoreo por video, permitiendo solo el almacenaje local de las imágenes sin cualquier tipo de inteligencia para identificar previamente los delitos o la necesidad de mantenimiento. En 2017, Intelbras ayudó a Havan a innovar.

El cliente

Con más de 30 años de historia, Havan es una de las mayores tiendas departamentales del Brasil. Presente en 16 estados brasileños y con más de 1,5 millón de metros cuadrados construidos, la cadena emplea 15 mil colaboradores directos en más de 120 tiendas, factura aproximadamente 7 mil millones de reales por año.

case-havan-3

 

El desafío

Hace algunos años, la tecnología analógica era la única alternativa para el monitoreo por video que permitía solo el almacenaje local de la imágenes sin ningún tipo de inteligencia para identificar previamente los delitos o la necesidad de mantenimiento. En 2017, el gigante en ventas minoristas vio una nueva oportunidad de aumentar la seguridad al implementar una plataforma IP, que mejora la resolución de las cámaras y brinda tecnología inteligente a su negocio, y esta necesidad fue el punto de entrada para que Intelbras sea parte de este proyecto.

 

La solución


La alianza entre las dos empresas comenzó en 2010 cuando Havan migró su sistema de telefonía al de tecnología IP, por medio de la personificación de la central telefónica CIP 850, ahorrando en la comunicación entre los empleados de toda la cadena al migrar el sistema a la nube. En total, Havan posee 2.500 aparatos telefónicos IP y 20 centrales telefónicas provistos por Intelbras.

Además de la telefonía IP, cada tienda recibe, en promedio 52 cámaras, más de 2 mil han sido instaladas hasta el momento y se prevén 6 mil cámaras al término del proyecto. La actualización también resultó en la instalación de 1.800 sensores de presencia, llegarán a 5 mil cuando sean instalados en todos los puntos de venta y otros 200 controles de acceso biométrico, modelos SS411E y LE 311E, colocados en áreas restringidas como el depósito y las salas de seguridad.

case-havan-1



Además de los nuevos dispositivos, el fabricante brasileño apostó a la alianza con la empresa canadiense Genetec para proveer la plataforma Security Center Intelbras Edition de Havan.

 

Los beneficios

La solución brinda la posibilidad de integración de las tecnologías de videovigilancia, alarmas de intrusión y control de acceso sin complicaciones y ofrece, en una única plataforma de fácil de utilización, las funcionalidades avanzadas de todas estas tecnologías permiten la integración para facilitar la operación. El sistema mejora el desempeño de los dispositivos con control de la operación, velocidad en las búsquedas de las imágenes y la centralización del sistema de todas las tiendas en un único punto, y de esta manera, optimiza los costos.

La migración hacia la arquitectura IP también le permitió a Havan reducir sus costos operativos y sistematizar el área de prevención de pérdidas. A diferencia de la arquitectura analógica, donde cada lugar grababa sus imágenes para recuperarlas luego de algún delito, los recursos avanzados integrados de Security Center Intelbras Edition permitieron que Havan creara su Central de Monitoreo Unificada.

A pesar de que el procesamiento y la grabación aun sean hechos en servidores de manera local, la conexión integrada permite el acceso remoto a las cámaras a través de la nube en un servidor centralizado, poniendo a disposición todos los recursos del software VMS para la operación.

case-havan-2


Más de dos mil cámaras ya instaladas pueden ser monitoreadas por solo tres o cuatro operadores por turno. En caso de fallas de comunicación, el sistema aun continuará operante, con todos los recursos VMS accesibles en el servidor de la tienda.

Además, Security Center Intelbras Edition permite que la compañía identifique rápidamente y emita una alarma en caso de falla o desconexión de un dispositivo, garantizando la identificación y la planificación eficaz de cualquier mantenimiento necesario, que quedará bajo la responsabilidad de la red de reventas de Intelbras de todo Brasil.

En las dársenas de carga y descarga de los camiones, en nuestro depósito, teníamos problemas de hurto. El gerente del área no podía estar todo el tiempo presente en la tienda y sospechábamos que los empleados con acceso a ese lugar acababan abriendo la dársena y cometiendo hurtos allí. Cuando se implementó un sensor de presencia y una cámara en el lugar pudimos crear un evento en el que la central automáticamente recibe una alarma en caso de abertura de la dársena y la imagen de la cámara se superpone a las demás, lo que permite que el equipo le dé seguimiento a todos los procedimientos estándares que deben seguirse.

Valter Soares

Gerente de TI en Havan

Productos usados